Desde hace unos años, se ha instaurado en nuestro país el Black Friday. Miremos donde miremos, nos encontramos con publicidad para que hagamos nuestras compras esos días. Y, de hecho, muchas personas aprovechan estas breves ofertas para comprar sus regalos navideños con antelación o para permitirse un capricho.

Pero, ¿sabes de dónde procede esta costumbre? ¿Y sabes cómo sacar el mejor partido de estas jornadas? Sigue leyendo y te contaremos algunas cosas que quizás desconozcas…

Origen del Black Friday

La costumbre de esta fecha de compras, que ha conservado a nivel internacional su nombre inglés (“el viernes negro”) procede de los Estados Unidos. Se trata del día siguiente al Día de Acción de Gracias, esa archipopular festividad, reproducida en miles de films de cine y televisión, que coincide con el cuarto jueves de noviembre. La costumbre del viernes negro se instauró a partir de 1952, aunque no se hizo internacional hasta el 2000.

Aunque no es una festividad oficial, en algunos estados, como California, sí es festivo. Los comerciantes abren sus tiendas muy temprano en esa fecha, tan temprano que aún no ha amanecido y todavía está oscuro, de ahí el nombre de “negro”.

El Black Friday se considera en Estados Unidos el pistoletazo de salida para las compras navideñas, que finalizan el día exacto de Navidad. Sí: en Norteamérica, ¡las rebajas navideñas comienzan el 26 de diciembre! Por eso muchas personas vuelan a ciudades como Nueva York durante sus vacaciones y aprovechan sus magníficas rebajas.

Aunque con el universo online, con mayor presencia cada vez en los mercados, ya no hace falta viajar a otros países ni visitar tiendas físicas… Además, para facilitarnos aún más nuestras compras, todos los comercios prolongan lo que antes era una jornada de rebajas a una semana entera.

Cómo sacar el mejor partido a las ofertas

Por muy apetecible que parezcan algunas gangas, no es oro todo lo que reluce: muchos comerciantes aprovechan para rebajar sus temporadas antiguas o con taras. Y aunque muchas ofertas sean auténticas, el marketing nos empuja a menudo a comprar más de lo que necesitamos y a arrepentirnos después.

Además, si lo compramos todo ahora, ¿dónde queda el encanto de las compras navideñas, con esos regalos bien pensados, buscando que sean especiales?

Nuestro consejo: lo ideal es hacer una lista de aquello que necesitamos o que nos apetece para nosotros mismos, y otra lista con los regalos para nuestros seres queridos. Es importante marcarse un presupuesto para cada compra: esto nos ayudará a mantener la cabeza serena ante tanta presión comercial en nuestro entorno.

Las compras forman parte de estas festividades que se avecinan… pero lo importante es vivirlas tranquilamente, sin perder el objetivo real que es mostrar nuestro cariño a los seres que amamos y convertir estas fechas en momentos especiales. Así que ¡nada de correr, con agobios, haciendo colas y peleando por los productos!

Para evitar esto, hay varias opciones: ir a los comercios a primera hora de la mañana, vistiendo calzado y ropa cómoda; no querer comprar todo en estas fechas; hacer compras online; o decantarse por una experiencia más refinada y tranquila, como acudir a un showroom privado donde no habrá aglomeraciones y el trato será personalizado.

Desde aquí, os invitamos a visitar nuestra tienda online www.plazacapital.es y a disfrutar de un 20% de descuento usando el código BF18. O a disfrutar de una copa de cava o una dulce merienda en nuestro showroom de la calle Manuel nº 3 de Madrid (junto a Plaza de España). Puedes concertar el horario que más te convenga, llamando a los teléfonos 910 397 166 o 660 34 01 43, o enviando un email a info@plazacapital.es

Y ¡a disfrutar de las compras!

Meriendas-PC-3