¿Puente de la Constitución o de la Inmaculada?

Ya tenemos aquí uno de los puentes más populares del año, formado por dos importantes festividades: el día de la Constitución y la Inmaculada Concepción. Pero, aparte de ser unos días de vacaciones y de compras ¿nos hemos parado a pensar alguna vez en el origen de estas fechas tan especiales?

La Constitución

El 6 de diciembre de 1978 se celebró un referéndum nacional, a través del cual se aprobó, por amplia mayoría, la actual Constitución, que había sido consensuada previamente por el Congreso en el mes de agosto.

Tras ser ratificada por el rey Juan Carlos el 27 de diciembre, la Constitución entró en vigor el 29 de diciembre de 1978. Así se daba fin de manera oficial a más de 35 años de dictadura y comenzaba una nueva etapa de democracia en nuestro país. Ese momento histórico representaba el consenso, la pluralidad y la libertad para todos los españoles.

La festividad del 6 de diciembre como aniversario de la Constitución, fue creada por decreto el 30 de noviembre de 1983. Desde entonces existe el puente que ahora nos ocupa. Este año celebramos el 40 aniversario.

La Inmaculada Concepción

La Iglesia católica festeja desde el siglo XVII el 8 de diciembre como el día en que fue concebida la Virgen María, ya que se determina que nació el 8 de septiembre, y, por tanto, se le restan nueve meses a esa fecha.

María fue hija de Joaquín y Ana. Siendo ésta estéril, Joaquín, en su aflicción, partió al desierto para hacer un ayuno de 40 días, durante los cuales, un ángel se les apareció a ambos por separado para anunciarles que Ana daría a luz, lo que fue considerado un milagro.

La festividad de la Inmaculada celebra el dogma que establece que la Virgen nunca tuvo pecado original, tampoco en el momento de su concepción. Este dogma fue defendido durante siglos por los reyes y por la iglesia de España, a raíz del llamado milagro de Empel, gracias al cual, el ejército español salió victorioso en circunstancias muy adversas el 8 de diciembre de 1585 frente a los holandeses durante la guerra de Flandes, tras haber encontrado una tabla con la imagen de la Inmaculada. A partir de esta victoria, la Inmaculada pasó a ser la patrona de la Infantería. Sin embargo, el dogma de la Inmaculada Concepción no fue reconocido por el Vaticano hasta 1854.

Inicio de las Navidades

A pesar de haber sido desbancado en los últimos años por el Black Friday, el puente de diciembre ha sido siempre considerado como el pistoletazo de salida de las compras navideñas y de la Navidad misma: se inicia el alumbrado oficial, se instalan belenes, árboles y mercadillos y, para los comerciantes, es una de las fechas con más ventas.

El puente en Plaza Capital

En Plaza Capital, el puente de diciembre es de una actividad febril, ya que nos preparamos para la campaña navideña.

Este año, es también para nosotros una época de mucha ilusión, porque estamos preparando varias novedades, en base a nuestros dos productos estrella de la temporada: el terciopelo y la seda. Combinados entre sí, dan lugar a modelos únicos, con detalles muy cuidados, para que luzcáis más elegantes que nunca estas Navidades…

Os hacemos algún adelanto: mirad esta preciosa chaqueta de terciopelo con cuello y puños en seda de Vietnam… un producto único y exclusivo. O estos echarpes a dos caras, con terciopelo por una y seda por la otra… una preciosidad.

vestido de terciopelo verde

 

¡Os esperamos la semana que viene con una gran sorpresa!
¡No os perdáis nuestro próximo blog!